poinsettia

La Flor de Pascua
Una planta muy navideña
La Poinsetia o Flor de Pascua es una planta de interior que adorna las casas durante la Navidad. Su nombre científico es Euphorbia Pulcherrima, es una planta de interior Sin embargo, en España es frecuente que, tras la floración navideña, se eche a perder debido al desconocimiento de su cuidado y mantenimiento. Podría aumentar su tamaño hasta convertirse en todo un árbol. Las hojas de la flor de Pascua son verde oscuro y con los bordes dentados. Éstas se combinan con hojas de otros colores, principalmente rojo aunque existen especies menos conocidas. Lo que se identifica como la flor, por su forma de pétalos, son en realidad hojas llamadas bráceas. Ellas son las que proporcionan el verdadero valor decorativo a la planta. Es de origen mexicano y se puede conservar durante varios años..

La ‘floración’ se produce en el intervalo que va desde el mes de noviembre hasta enero, por lo que se aprovecha con fines decorativos en las fechas navideñas. Durante este proceso, la planta necesita abundante luz, ya que en ambientes secos o de escasa iluminación comenzaría a perder las hojas. La flor de Pascua se puede encontrar de forma silvestre en lugares de clima templado.

La Flor de Pascua es bastante débil y delicada, y no soporta grandes cambios en la temperatura o la humedad. Por eso, lo primero que hay que hacer es podarla a unos ocho centímetros de la base y quitar así las hojas que ya están más debilitadas. Podéis preguntar en vuestra tienda habitual por algún producto que ayude a cicatrizar el tallo después de la poda y algún abono líquido para utilizar cada quince días.

Lo más importante es el lugar donde la ubiques. Esta debe estar en un sitio fresco y con bastante luz. No soporta el frío o el viento, la falta de luz o el exceso de agua.

En cuanto al riego, es mejor que falte que sobre, pero un ambiente muy seco provocará la caída de las hojas. Os recomendamos pulverizar las hojas que estén más verdes y dejar de lado las más rojas.

¿QUIERES QUE TE DURE HASTA EL AÑO PROXIMO?
Lo primero que hay que tener en cuenta si se quiere conservar la planta durante un periodo de tiempo mayor al navideño es que requiere estar situada en un lugar con temperaturas constantes, de entre 16 y 21 ºC, y que no es conveniente que reciba corrientes de aire. Si la planta se encuentra aclimatada al lugar, el nivel de luz no es de suprema importancia, aunque siempre son más aconsejables los lugares iluminados, sobre todo, en el periodo de floración. En otoño, invierno y primavera no importa el efecto del sol directo, en verano conviene evitarlo.